Make your own free website on Tripod.com


 
  Unidad 1

    Ondas


    Guía 1
    Guia 2
    Guia 3


 Unidad 2

    La Luz

 

    Guia 1
    Guía 2
    Guía 3


Unidad 3

 Electricidad


    Guía 1
    Guía 2
    Guía 3


  

 

por: Prof. Carlos Martínez Carmona

 

Propiedades de la luz  

[Introducción histórica] [Características físicas] [Leyes ópticas]

1. Introducción histórica.

El estudio de la visión comienza cuando el hombre trata de explicar el fenómeno de la visión considerándolo como una facultad anímica que le permite relacionarse con el mundo exterior.

Para las civilizaciones antiguas la percepción visual requería un "algo" que enlazara nuestro espíritu con el objeto visto, y así la escuela atomista sostenía que la visión se producía porque 

los objetos emiten "imágenes" que desprendiéndose de ellos, venían a nuestra alma a través de

los ojos.

 La escuela pitagórica sostenía, por el contrario, que la visión se producía por medio de un 

"fuego invisible" que saliendo de los ojos, a modo de tentáculo, iba a tocar y explorar los objetos. Hasta trece siglos después, con el árabe Alhazen (965-1039 d.C.), no hay indicios del menor

progreso. Alhazen sienta la idea de que la luz procede de los objetos o que va del Sol a los objetos

y de éstos a los ojos.

Hoy en día las propiedades físicas de la luz, en las que se basa el sistema visual para recoger información sobre el mundo que nos rodea, son mejor conocidas.

2. Características físicas de la luz.

La luz es una radiación electromagnética visible para nuestros ojos. Esta radiación la podemos describir bien considerando un modelo corpuscular, bien considerando un modelo ondulatorio. 

En el primer caso podemos considerar que la luz esta compuesta por pequeñas partículas denominadas fotones, cuya masa en reposo es nula y que representan unidades o cuantos de energía. En el segundo caso, la luz al igual que cualquier otra onda, puede ser caracterizada 

en términos de su longitud de onda (distancia sucesiva entre dos ondas), frecuencia (número 

de ondas por espacio de tiempo) y amplitud (diferencia entre los picos máximos y mínimos), tal

 y como se ilustra en la Figura 1.

Fig. 1. Características de las radiaciones electromagnéicas(59 K jpeg image)

La cantidad de energía de una radiación electromagnética es proporcional a su frecuencia. Las radiaciones emitidas a frecuencias altas (longitudes de onda cortas) poseen la mayor cantidad 

de energía. Un ejemplo de ello son las radiaciones gamma y los Rayos X, con longitudes de onda 

menores de 10 -9(<1 nm). Por el contrario la radiaciones con frecuencias mas bajas (longitudes 

de onda mas largas) tales como las emitidas por los radares y las ondas de radio (con longitudes 

de onda mayores de 1 mm) poseen menor cantidad de energía.

Nuestro sistema visual sólo es capaz de detectar una pequeña parte del espectro electromagnético.

 Así la retina humana sólo puede detectar longitudes de onda comprendidas entre los 400-700 nm (Figura 2). Como fue demostrado por Isaac Newton (1642-1726) en la primera mitad del siglo

 XVIII, la mezcla de las diferentes longitudes de onda en este rango emitidas por el Sol, 

corresponde al color que percibimos como blanco, mientras que cuando la luz posee sólo una determinada longitud de onda la percibimos como uno de los colores del arco iris. Es interesante destacar que un color de los que denominamos "caliente" como el rojo o naranja, esta formado por radiaciones de longitud de onda larga, y por tanto posee menor energía que colores que son considerados "fríos" como el azul o el violeta.

Fig. 2. Espectro electromagnético. Sólo las radiaciones con longitudes de
onda comprendidas entre los 400-700 nm son visibles para el ojo(59 K jpeg image)

 3. Leyes Ópticas.

La luz no es más que una radiación electromagnética. En el vacío las radiaciones electromagnéticas viajan en línea recta y así pueden ser descritas como rayos de luz. En 

nuestro medio, los rayos de luz viajan también en línea recta hasta que interaccionan con 

los átomos o moléculas de la atmósfera y otros objetos. Estas interacciones dan lugar a los fenómenos de reflexión, absorción y refracción.


Reflexión. Cuando los rayos de luz llegan a un cuerpo en el cual no pueden continuar propagándose, salen desviados en otra dirección, es decir, se reflejan. La forma en que esto ocurre depende del tipo de superficie sobre la que inciden y del ángulo que forman sobre la misma.

Fig. 3. Reflexión de la luz(59 K jpeg image)


Así las superficies pulidas reflejan de una forma regular la mayor parte de las radiaciones 

luminosas que les llegan mientras que las superficies rugosas actúan como si estuvieran formadas 

por infinidad de pequeñas superficies dispuestas irregularmente y con distinta orientación, por lo

que las direcciones de los rayos reflejados son distintas. La mayor parte de lo que nosotros vemos

es luz que ha sido reflejada por los objetos situados en nuestro entorno. Por tanto los objetos

reciben directamente la luz del Sol, reflejándola o difundiéndola hacia otros objetos que se 

encuentran en la sombra.

 


Absorción. Existen superficies y objetos que absorben la mayor parte de las radiaciones luminosas que les llegan. Estos objetos se ven de color negro. Otros tipos de superficies y objetos, absorben sólo unas determinada gama de longitudes de onda, reflejando el resto.


 

Fig. 4. Absorción de la luz(59 K jpeg image)

Esto sucede por ejemplo con los pigmentos que se utilizan en las técnicas de pintura. Por ejemplo

un pigmento rojo absorbe longitudes de onda cortas pero refleja un determinado rango de 

longitudes de onda larga, cuyo pico se centra alrededor de los 680 nm, por lo que se percibe como

rojo. Como veremos más adelante, las células sensibles a la luz de la retina, los fotorreceptores, contienen pigmentos visuales que utilizan esta propiedad para generar cambios en su potencial de membrana. Distintos tipos de pigmentos a nivel de los fotorreceptores dan lugar a la visión en color propia de muchos animales.

 

Refracción. El cambio de dirección que sufren los rayos luminosos al pasar de un medio a otro, donde su velocidad es distinta, da lugar a los fenómenos de refracción. Así si un haz de rayos luminosos incide sobre la superficie de un cuerpo transparente, parte de ellos se reflejan mientras

 que otra parte se refracta, es decir penetran en el cuerpo transparente experimentando un cambio 

en su dirección de movimiento. Esto es lo que sucede cuando la luz atraviesa los medios transparentes del ojo para llegar hasta la retina.

Fig. 5. Refracción de la luz(59 K jpeg image)